Skip to content

Oficial británico acusa a los McCann de establecer un acuerdo para impedir la reconstrucción

23/05/2008
Según un alto responsable de la policía británica en Enderby, Leicestershire, “Kate y Gerry han establecido un acuerdo con sus siete amigos para impedir la realización de la reconstrucción pedida por las autoridades portuguesas.”

“Ellos saben que esta reconstrucción sólo tendrá lugar si el grupo está al completo”, afirma el oficial, que añade que “es evidente que Kate y Gerry no pueden rechazar directa y públicamente su participación, so pena de ver volverse contra ellos a la opinión pública en el Reino Unido”

“Por eso son los amigos quienes hacen saber que ellos no participarán”, afirma el oficial británico que había acompañado las investigaciones en Portugal.

Casi a la vez que el oficial británico avanzaba estas acusaciones, Kate y Gerry McCann hicieron saber hoy, a través de su portavoz, que estarían dispuestos a obedecer a una notificación de las autoridades portuguesas, a fin de participar en la reconstrucción, pero que sus amigos continuaban cuestionando la utilidad de la diligencia.

Subrayando que Kate y Gerry McCann siguen manteniendo el estatus de “arguidos”, Clarence Mitchell confirmó, en declaraciones a la agencia de información portuguesa Lusa, que “si se exige su presencia, ellos irán, deben ir.”

La Policía Judicial pretende efectuar una reconstitución de los movimientos que los padres y sus amigos, presentes en el momento de la desaparición de Madeleine, habían declarado haber efectuado. Inicialmente la sugerencia de la PJ había sido transmitida a través de los abogados de la pareja, para acabar haciéndose por convocatorias individuales, pues la validez de la diligencia pasa por la presencia del grupo al completo, cosa que parece cada vez más improbable.

“Todo depende de los amigos, que han sido invitados a acudir, pero, como ellos no son “arguidos”, tienen derecho a cuestionar la utilidad de la diligencia y si ésta va a ayudar a encontrar a Madeleine – y su respuesta en este momento parece ser negativa”, explicó Clarence Mitchell.

Los siete amigos – Jane Tanner y Russell O’Brien, Matthew y Rachael Oldfield, David y Fiona Payne, y la madre de ésta, Diane Webster – fueron interrogados como testigos en Portugal y en el Reino Unido, afirmando querer ayudar en la investigación por la desaparición de Madeleine, pero hoy habrían impuesto condiciones para su regreso a Praia da Luz.

Según Clarence Mitchell, en vista de la proximidad de la segunda fecha propuesta por las autoridades portuguesas, y la falta de respuesta a las exigencias del grupo, “es muy improbable que la reconstrucción pueda realizarse.” La principal razón invocada por los siete británicos para cuestionar la iniciativa de las autoridades portuguesas estaría relacionada, según Clarence Mitchell, con el hecho de que “la policía habría rechazado, el año pasado, una proposición del programa Crimewatch de la BBC” para efectuar una reconstrucción.

Una explicación que no parece convencer a los investigadores portugueses y británicos, pues este tipo de diligencia, en el marco de una misión como Crimewatch, no tiene el mismo objetivo. Si en el Reino Unido se utiliza para recabar testimonios, en Portugal se recurre a este tipo de diligencias, del mismo modo que en la mayor parte de los países europeos, para consolidar –o no- una encuesta que está cercana a su conclusión.

¿Por qué una reconstrucción un año después?

La reconstrucción pedida por la policía es un acto ineludible para Kate y Gerry McCann, pues se trata de una diligencia necesaria para la investigación y que tiene toda su razón de ser, ya que persigue varios objetivos.

El primer objetivo es poder constituir un álbum de imágenes que será utilizado a continuación para demostrar de qué modo se ha desarrollado la escena.

El segundo, probablemente el más importante, es poder confrontar y verificar las declaraciones de los arguidos y de los testigos con las constataciones materiales realizadas in situ. Puede suceder, por ejemplo, que se constate que determinado testimonio no casa con la configuración de los lugares.

Las declaraciones de las personas relacionadas con la encuesta pueden variar entre lo dicho a los investigadores en las instalaciones policiales y en el lugar del crimen.

Informaciones, detalles, pueden también venirles a la memoria: el arguido o el testigo puede así aportar precisiones o hacer declaraciones nuevas.

En una investigación se puede avanzar enormemente con las declaraciones hechas sobre la escena del crimen, dado que la persona se expresa en una situación particular… Está obligada a rehacer los gestos que pretende haber hecho, esta vez bajo la mirada de los demás y, en concreto, bajo la mirada de los investigadores.

Una reconstrucción permite igualmente confrontar los puntos de vistade los diferentes “actores”, en concreto el del sospechoso con el de los testigos.

Un “trío” preparaba una acción de intimidación sobre Robert Murat

Dos británicos y un español, residentes en España, fueron puestos ayer bajo estrecha vigilancia por las autoridades, tras haber sido interceptado un correo electrónico con los detalles de los preparativos de un viaje a Praia da Luz, con la intención de llevar a cabo actos de intimidación contra Robert Murat y su amiga Michaella Walczuch.

Según una fuente policial, el trío se habría conocido a través de Helping To Find Madeleine (HTFM), una organización creada en Internet para ayudar en la campaña lanzada por Kate y Gerry McCann tras la desaparición de su hija.

Los tres simpatizantes, tras haber sabido de la visita del multimillonario Brian Kennedy a Praia da Luz para encontrarse con Robert Murat, quedaron convencidos de que el “arguido” británico tendría informaciones fundamentales en el asunto de la desaparición de Madeleine.

Contactada por teléfono, una responsable de HTFM ha confirmado que ninguno de los tres simpatizantes ha sido nunca miembro de la organización, subrayando que sólo uno de sus miembros pertenecería al género masculino.

Según la misma responsable, la actividad principal de HTFM sería la distribución de carteles de búsqueda de Maddie.

Después del incendio intencionado del coche de Sergey Malinka, testigo en el caso de la desaparición de Madeleine y amigo de Robert Murat, la policía ha decidido mantener al trío bajo vigilancia, sin proceder por el momento, no obstante, a ninguna detención.

“Nos las habemos con tres personas, de entre 20 y 34 años, sin antecedentes criminales conocidos, al menos en España, pero que han sido fuertemente influenciados por la mediatización del caso,” afirma el portavoz de la policía, que subraya que “estas tres personas no tienen ninguna relación directa o indirecta con el matrimonio McCann.”

Français

One Comment
  1. Cristina permalink
    25/05/2008 06:12

    Para todos los lectores de habla española, tanto en España como en América, que frecuentamos el blog de D. Levy, encontrar los artículos en nuestra lengua es muy de agradecer.
    Gracias, Duarte Levy, por ofrecernos este nuevo sitio.

Os comentários estão fechados.

%d bloggers like this: